El Órgano de la Parroquia San Antonio y Santa Clara, Capuchinos


                En 1924 llegó a nuestro país uno de los instrumentos más grandes que actualmente tenemos. Se trata de un órgano proveniente de la firma Tamburini, de Crema, Italia.

             Al igual que hoy en día se lo aprecia, parece ser que este órgano también fue, en su momento, un gran acontecimiento para sus constructores, ya que en un artículo de un diario italiano se lo describe como un triunfo para la fábrica.

             Es un instrumento de transmisión neumática, con 31 registros, dos teclados manuales y pedalera. Si bien es un órgano de características románticas su estética es diferente de los órganos alemanes de su tiempo que podemos oír en otras iglesias.

             La sonoridad de este órgano es más delicada, y presenta una gran gama de colores posibles en las combinaciones de sus registros.

             En el primer manual encontramos una amplia familia de juegos principales. Posee un Principal 16’, dos juegos de Principal 8’ (llamados “forte” y “suave”), la Octava 4’, un juego de 2’ y una mixtura de 4 filas. La pirámide armónica es prácticamente completa ya que un plenum formado por estas filas tiene la pesadez y gravedad necesaria que da un 16’, registro que produce la sensación de llenar todo el recinto sin ser claro, sobre todo en las notas de más baja frecuencia. Los Principales de 8’ nos dan la altura natural del sonido, pero en este órgano se trata de tubos entonados en forma menos "agresiva" que en otros instrumentos. Este órgano es uno de los más adecuados que tenemos para la ejecución de música donde pesa el contrapunto, por ejemplo las fugas, ya que las mixturas se componen por tubos muy pequeños, que producen un sonido sumamente agudo. Esto da una gran claridad a la música y de ahí la preferencia de los organistas para ejecutar el repertorio mencionado.
 

En el segundo manual encontramos registros similares, como el Eufonio 8’. Se trata de un Principal con sonoridad más áspera, y tenemos una Octava 4’ (de entonación distinta a la del primer manual), junto con un 2’ y una mixtura de 5 tubos por nota.         

                               Foto inferior : tubería del segundo manual  

               
            Como es de esperar en un ejemplar de este colorido se encuentra también una gran variedad de registros suaves, entre ellos los juegos de flautas y los de cuerdas frotadas (Dulciana 8´y Gamba 8’), y varios juegos de lengüeta. Está la Tromba 8’ (que es una trompeta), y también el Oboe 8’, más suave. Los registros más curiosos son la Tuba Mirabilis 8’, que al ser usada sobresale del resto del instrumento, por su fuerte entonación y ubicación a los costados. La Voci Chorale 8’, se compone de tubos de lengüeta con tapa en su extremo.

 

       Foto derecha: Tubos de la Voci Chorale                                    

 

 

            Este órgano se presta para una gran variedad de efectos pues en el caso del último registro mencionado es posible imitar sonidos como el ladrido de un perro al tocar rápidamente acordes disonantes en el teclado, o en el caso de los graves en el pedal es curioso el efecto de trueno que se produce al tocar dos notas contiguas al mismo tiempo, tal cual lo demostró un organista francés que visitó Montevideo hace algunos años.     
      

En este tema del pedal cabe destacar que es el instrumento con unos de los mejores graves en el país. Si bien la fábrica no previó un juego de 16’ de lengüeta para los pedales se encuentran juegos claros como el Violone 16’, que emite sonidos muy similares al rozamiento del arco contra las cuerdas de un violoncello. Hay también registros de gran potencia como el Contrabasso 16’. Este último es en realidad un Principal, pero con tubos construidos de madera.


           Es uno de los órganos más versátiles en cuanto al repertorio que se puede ejecutar en él y se adapta a la música de varias regiones. Posee por ejemplo el registro “Cornetto”. Este es un juego compuesto por 3 tubos por cada nota, uno de los cuales emite la tercera de la fundamental, dando un sonido característico nasal empleado en pasajes solistas. Esta sonoridad puede formarse con el juego de “Terza”  y la “Flauta en XII” que es un juego de Nasardo 2 2/3 (ambos presentes). Existe un curioso juego llamado “Concerto viole” en el segundo manual. Este registro se compone de 1 a 4 tubos por nota y emite un sonido similar a la Voix celeste (de un vibrato contínuo), pero con más potencia. Los tubos más pequeños en el Concerto Viole poseen la llamada “barba de bronce” a la altura de la boca, la cual puede modificar la entonación.
          

La transmisión neumática tiene un leve retardo inherente entre el momento de tocar la tecla y oír el sonido emitido. En el instrumento en cuestión ese retardo es particularmente notorio y puede confundir al organista que no está familiarizado con él. La tubería del primer manual se encuentra dividida en los sectores del costado y la del segundo en la parte central. Este sector tiene persianas expresivas, tal cual tenían las del primer manual, pero actualmente faltantes.


           Se encuentra curiosamente dividido de forma que la tubería correspondiente a las notas do, re, mi, fa #, sol#, la# se halla a la izquierda y las notas do#, re#, fa, sol, la, si, se encuentran a la derecha. El organista oye las notas  venir desde ambos lados pero tal efecto no se siente desde abajo, al estar ese espacio beneficiado por una singular acústica en la iglesia, donde uno de los detalles más importantes es que hay un gran espacio hacia arriba del órgano, suficiente para una emisión sana y sin estar ahogada.
 

El trabajo de afinación requiere mucho tiempo, dada la delicadeza del material y las correcciones que atrasan el trabajo, ya que con el correr de los días y cambios de temperatura y humedad la nueva afinación también puede comenzar a perderse. Máquinas como esta requieren atención permanente.

            En 2005 se re pintó la tubería de fachada (que está de adorno y no suena) y es de esperar que en un futuro cercano se atienda también la restauración de la pintura del mueble.

            Existen organistas que opinan que los instrumentos Tamburini de esta época son los mejores que la fábrica ha construido en su historia. Esto sin dudas acrecienta los deseos de continuar oyendo este magnífico instrumento en el futuro, actualmente considerado histórico.
 



Disposición del órgano
 


MANUAL I

Principal 16'
Principal forte 8'
Principal suave 8'
Ottava 4'
Sedecima 2'
Dulciana 8'
Flauto 8'
Flauta a camino 4'
Rippieno 6f
Cornetto 3f
Voce celeste
Terza
Tuba mirabilis 8'
 


MANUAL II


Bordon 8'
Gamba 8'
Ottava 4'
Principal 2'
Rippieno 5f
Tromba 8'
Oboe 8'
Voci chorale 8'
Concerto viole
Flauta in XII
Flauta 4'

 


PEDAL

Contrabasso 16'
Bordon 16'
Violon 16'
Violoncello 8'
Basso 8'
Ottava 4'
 


Accesorios
 


Trémolo
Pedal Crescendo
Pedales Expresivos (Manual I y II)
Combinación libre
7 Combinaciones fijas
Botones anuladores
Acoples I / Ped  II / Ped
II / I    Super I   Sub  II / I